Como limpiar sillas y sofás de cuero

16/07/2019
Como limpiar sillas y sofás de cuero
Indice de Contenido [Mostrar]

COMO LIMPIAR SILLAS Y SOFÁS DE CUERO

 

En este post daremos trucos y consejos para la limpieza de sillas y sofás. También encontrarás en nuestra web los mejores sofás y las mejores sillas al mejor precio.

Siempre antes de tratar tapicerías, sean del material que sean, hay que eliminar el polvo en profundidad con ayuda de una aspiradora añadiendo el tubo más indicado según el tipo de superficie. En el caso de la piel de tapicería, al hacer la limpieza, para evitar arañazos por contacto de una superficie dura, hay que acoplar el cepillo de cerdas largas y trabajar con delicadeza sin arrastrar, trabajando las zonas difíciles de pliegues. Si no dispones de aspirador en casa, deberás de limpiar la piel con un cepillo de cerdas suaves para prendas de vestir, con pasadas suaves, y trabajando los pliegues y recovecos para extraer la suciedad acumulada.

Cuando vayas a hacer una limpieza del cuero mucho más profunda de los sillones lo mejor es utilizar productos específicos. Existen productos para limpiar cuero en spray y cremas incoloras o en diferentes tonalidades que puedes comprar en la zona de productos de limpieza especiales en supermercados, droguerías y grandes superficies. Aunque también existen peleterías y fábricas de productos de piel en dónde los puedes adquirir. Incluso existe un jabón limpiador cuero y sillas de montar que te puede ayudar a la hora de limpiar manchas específicas.

Compra ya las increíbles sillas de cuero.

Para limpiar cuero de asientos del coche, puedes incluso encontrar los productos más adecuados en el concesionario de la marca en que compraste tu vehículo. Este tipo de productos contienen nutrientes que ayudan a conservar la hidratación de la piel además de mantener su limpieza, e incluso aportan cierta protección ante nuevas manchas. Pese a tratarse de productos específicos, nosotros siempre recomendamos practicar una pequeña prueba siempre que se aplica un nuevo producto en cualquier tipo de superficie, y sobre algún pequeño lugar menos visible. Para extender el producto en la limpieza de cuero y tapicería, puedes utilizar una bayeta de lana o un cepillo suave con cerdas largas para no rallar. Utiliza otra bayeta de lana para sacar brillo, al terminar de limpiar sillones de piel.

 

Sin embargo si los sillones son de piel sintética, no habrá ningún problema a la hora de realizar una limpieza en húmedo, tras pasar la aspiradora, o eliminar a fondo el polvo con una bayeta de pelo. Echa agua templada en un barreño, y diluye jabón neutro, ayudándote con una esponja para fregar por partes toda la superficie. Después utiliza una bayeta humedecida solo en agua tibia, para ir retirando los restos de suciedad y jabón, aclarando tantas veces como sea necesario para. Por último, seca bien el material con un paño absorbente para terminar la limpieza. También puedes utilizar una solución de amoníaco disuelto en agua templada en lugar de jabón, si tus sillones presentan varias manchas, o están muy sucios, ya que el amoníaco además tiene un gran poder desinfectante.

Adquiera los novedosos sofás de cuero. 

Todas las manchas deben ser eliminadas inmediatamente cuando se producen para evitar que se resequen y resulte mucho más difícil quitarlas. Así que si sucede lo peor en tu presencia, lo primero es tratar de reducir la humedad del material o líquido vertido, utilizando algún tipo de absorbente como papel de cocina, un trapo o una esponja, pero siempre actuando con cuidado para no extender más a la hora de limpiar sillones de piel natural.

COMO NO LIMPIAR SOFÁS Y SILLAS DE PIEL

  • No utilices agua para limpiar sillones y sillas de cuero auténtico, porque se estropeará.

  • No viertas una gran cantidad de producto en una zona concreta a la hora de limpiar sillones de piel, porque lo absorberá muy rápidamente cambiando la tonalidad de ese lugar.

  • No utilices ningún tipo de estropajo, espátula o cualquier producto abrasivo, porque se arañará y pelarás la capa superficial.

  • Tampoco utilices productos químicos de limpieza como lejía, ni siquiera en sillones de piel sintética, porque puede producir decoloración.

  • Si bien es cierto que el alcohol y el disolvente pueden quitar manchas de tinta, no te lo recomendamos en el caso de emplearlo sobre éste tipo de material, porque es probable que además de quitar la tinta, consigas también que desaparezca el color de la piel.

 

Deja un comentario